lunes, 11 de julio de 2011

84 Aniversario de la Fundación de Puerto Peñasco. Entrevista al historiador Guillermo Munro Palacio. Publicación especial.

Programa de Desarrollo Cultural Municipal de Sonora presenta:

Fundación de Puerto Peñasco. ¿Quién borró mi infancia, mis recuerdos? Publicación especial.

Por Nina Mier*
Fotografía antigua: Guillermo Munro P.
HERMOSILLO, SONORA.

Guillermo Munro Palacio en el Auditorio Cívico del Estado (Hermosillo, Sonora).
Es viernes, 8 de julio y el calor agobia en Hermosillo. El destino es el Auditorio Cívico del Estado para el encuentro con el historiador Guillermo Munro Palacio; como siempre, me recibe con su amplia sonrisa y la mirada amable, no importan los grados, no importa el sistema, no importa la cuestión.

¿Cómo se encuentra Don Memo? ¿Su salud? “Me siento maravillosamente bien. Cada mañana repito: me siento maravillosamente bien. Hoy va a ser un día extraordinario, lleno de salud, lleno de optimismo, lleno de fe y creatividad, lleno de esperanza y oportunidades. Y cada mañana me enfrento al día con la sensación de que algo maravilloso va a suceder. Y al terminar el día doy gracias al Creador por lo sucedido en ese maravilloso día en el que aparentemente no sucedió nada extraordinario, pero la realidad me hace ver las bondades que todos hemos recibido al contar con salud y trabajo”, contesta tranquilo. Me conmuevo ante su imagen y sus palabras que se convierten en oración, dentro de mí contesto amén e imparcial continúo.

Se sabe que está llevando una dieta especial de mantenimiento a base de semillas, le comenté, ¿nos puede compartir de qué se trata? “Realmente Katy, mi esposa, me cuida muy bien. Muchas verduras y vegetales. Pescado, pollo y de vez en cuando carnes rojas… una vez a la semana.”

Continuó: “Sobre la dieta de semillas, ésta se prepara como sigue: Una noche anterior poner en un traste de vidrio con medio vaso de agua a remojar lo siguiente: Dos cucharadas pequeñas de ajonjolí, dos cucharadas pequeñas de linaza, dos cucharadas pequeñas de amaranto, dos cucharadas pequeñas de semilla de calabaza sin cáscara, dos cucharadas pequeñas de semilla de girasol sin semilla, cuatro cucharadas pequeñas de avena.”

“Aparte, mucho ojo”, dice, “cinco cucharadas pequeñas de alpiste en poca agua. En la mañana siguiente tirar el agua, agregar agua fresca y licuar alpiste aparte. Colar y agregarlo ya colado al resto. Licuar todo, servir, agitar y beber -es mejor beber sin colar para conservar la fibra pero puede colarse y beberse de esa manera-. Yo la bebo sin colar. Katy la cuela y se toma el líquido. Yo uso una cuchara para comerme la fibra. NO AGREGAR NADA DULCE O FRUTA PORQUE DESTRUYE EL EFECTO. Mucha gente utiliza sólo el alpiste y también es muy bueno. En Internet pueden averiguar sus bondades”; nos comenta de memoria su método.

Guillermo Munro es el Director de Operaciones del Auditorio Cívico del Estado, su trabajo consiste en “en crear más eventos y que todo funcione bien. Los que trabajamos aquí tenemos que estar muy pendientes en caso de que algo saliera mal. Estamos certificados para emergencias. Sabemos qué hacer y cómo actuar en alguna emergencia. Tomamos varios cursos y continuamos haciéndolo. Hemos tenido muchos eventos, teatro, espectáculos, hipnotismo, etc., pero de junio a esta fecha son mayormente graduaciones. De todo tipo.”

¿Ha tenido tiempo para trabajar en su novela más reciente, Don Memo? “Sí. Aunque la novela está terminada, estoy sobre la tercera lectura y corrección y aún me falta la última, que consiste en darle una voz muy especial a cada uno de los personajes. Pensaba terminarla en julio pero ahora será a finales de agosto”, nos comparte.

Ahora que está viviendo en Hermosillo ¿va mucho al cine? “He ido pocas veces. He visto ‘El defensor’, ‘Sin identidad’ y otras. Son películas de entretenimiento. Pero he comprado muchas últimamente: ‘La pandilla asesina’, un western clásico, ‘Elmer Gantry’, ‘Gerónimo’, ‘Una mente brillante’, ‘Frantic’, ‘Deliverance’, ‘Mullholand drive’, ‘El Pianista’, ‘Monster Ball’, con Hale Berry y ‘Monster’, con Charlize Theron, ‘Gigante’, ‘The fugitive kind’, con Marlon Brando, entre otras”; responde platicando con pasión acerca del séptimo arte.

Por último Don Memo, antes de empezar a preguntarle sobre la historia de Puerto Peñasco, me puede compartir ¿qué libros está leyendo? “Aparte de los más de cuarenta libros de historia como preparación para mi novela, he leído ‘Anatomía del poder’, de John K. Galbraith, ‘El Príncipe’, de N. Maquiavelo; ‘El sueño del Celta’, ‘La verdad de la memoria’ y ‘El viaje a la ficción’, las tres de Vargas Llosa; ‘La invención del poder’, de Federico Campbell, ‘Tiempo de conejos’, de Imanol Caneyada y un interesante ensayo sobre la nueva novela histórica latinoamericana de Seymour Menton, obsequio de Socorro González.

Aniversario de la Fundación de Puerto Peñasco
Estoy aquí para hacerle unas preguntas acerca de la fundación de Puerto Peñasco. ¿Nos puede contar cómo se funda Puerto Peñasco? La historia que usted conoce.

“La historia de Puerto Peñasco que yo conozco es la verdadera. Pero ya la han deformado por cuestiones políticas. El dicho que la historia la hacen los que están en el poder, es verdad. De eso hablo también en mi nueva novela. Un personaje, el profesor de historia -que ahora se llama Román Aragón- dice (busca entre unas hojas sueltas en su escritorio y dicta lo que expresa el personaje): ‘La historia oficial, joven amigo, no es la auténtica. Esa es la historia de los triunfadores, su versión de los hechos. Su torcida y siniestra realidad. Necesitamos historiadores y cronistas valientes que voluntaria e independientemente se interesen por escribir la historia de manera objetiva e imparcial. Que no les teman a los gobiernos. De no ser así, estaremos siempre a merced del punto de vista de los narradores oficiales, esos deshonestos mercenarios de la pluma que distorsionan la verdad por paga. Que cierran los ojos. Que oscurecen o desaparecen personajes por encargo y resaltan a otros para quedar bien. Pero si hay alguien a quien admiro, joven amigo, es a los historiadores independientes, esos que sin compromisos oficiales se preocupan por dejarnos la historia auténtica. Esos que se entierran en los archivos y emergen sucios de polvo pero ricos en conocimiento. Hay tanta historia, tanta memoria en el olvido… tanto que rescatar.’ Espero que no haya ofendidos. Por mi parte, tuve la enorme fortuna de entrevistar a los fundadores que desafortunadamente ya no se encuentran con nosotros”; generoso nos comparte parte de su inédita novela. Sentí mucha satisfacción por este logro que será deleite para sus seguidores.

 Primera fotografía de Puerto Peñasco que se tenga registro. 1931.
¿Las fechas de fundación? Aproximaciones. “La fecha de la fundación de Puerto Peñasco, si se cuenta desde la construcción del Hotel de Piedra en octubre de 1927, esa sería la correcta. Si se cuenta desde la explotación de la mina de oro de la Sierra Pinta, entonces sería 1880; y si se cuenta desde los primeros pescadores, entonces sería 1928”, nos comenta reflexivo el cronista.

“Jorge Bonillas acordó que fuera 1927 el año oficial para festejar también el año de su municipalización en 1952; entonces en el 2002 celebramos 75 años de su fundación y 50 de su municipalización. Se ve mejor 75 y 50”, añade.

“La historia de la fundación está en mi novela ‘Las voces vienen del mar’ y en las revistas de ‘Nuestra Gente’. Primero la construcción del hotel, los primeras familias, los compradores de pescado, los armadores, los comerciantes. El ferrocarril, la carretera… Así de momento tomaría muchas horas describirlo. Usando los apellidos son en este orden: Los Palacio, Vega, Munro, Ruiz, Angulo, Espinoza, Peña, Uriarte, Borboa, Estrella, Leal, Chávez, Pino, Matuz, Bercovich, Palomo, Soberanes, Mercado, López…”

Subida al Puerto, 1955.
Rescatando datos Don Memo, ¿cuál es la foto más antigua que se tiene de Puerto Peñasco? “La foto más antigua fue tomada en 1931, es una foto aérea. Ahí sólo aparece el Hotel de Piedra, algunas chozas y el almacén y casa de Tom Childs, comprador de pescado y responsable éste que se convirtiera en un campo de pescadores y luego lo que fue Punta Peñasco, porque trajo a los primeros pescadores.”

Tomada desde el furgón en el primer muelle
al fondo el callejón La Chinesca. 1946.
¿Quiénes fueron los primeros fotógrafos? ¿En qué año aproximadamente? “Los primeros fotógrafos fueron un señor Pacheco que venía de vez en cuando de Caborca a tomar postales y el señor Teodoro Ornelas García, en los años 40’s. Después siguió su hija Consuelo Ornelas Jacobo, casada con don Alfredo Murúa. Luego el señor Santiago Mitre en los años 50’s. Enseguida fue el famoso Eufrasio, alguien más que no recuerdo y este servidor que se inició en Puerto Peñasco en enero de 1978”, acota pensativo el escritor.

La Konga Roja. 1952.
Ya que estamos por estos temas ¿Artistas que recuerde o que sepa que hubo, así como actores, artistas plásticos, cantores, poetas, escritores, cronistas… En los primeros años de asentamiento del Puerto? “Pintores que yo recuerdo… Rafael Núñez, pintor y diseñador de disfraces y carros alegóricos; Servando Soto, pintor; la Dra. Yolanda, la de la farmacia, El Señor de los Rayos y este servidor.”

Escuela Ventura G. Tena. 1955.
¿Quiénes saben mucho de Puerto Peñasco y su historia, aparte de Usted, Nidia Pino y Amaranto Celaya…? (Su mirada se pierde en el infinito por unos instantes) “Aparte de Amaranto, Nidia Pino y este servidor, Jorge Bonillas Elías fue un colector de historias, fotografías, grabaciones, entrevistas, canciones, etcétera; al fallecer, dejó el tesoro más grande de la historia de Puerto Peñasco en cajas, mismas que su familia cuida aún; no sé qué fin tendrán.”

Entrada a Puerto Peñasco. 1942.
¿Cuáles canciones sabe que se le han realizado a Puerto Peñasco? ¿Poemas al respecto? (Entusiasmado contesta) “La canción más antigua dedicada a Puerto Peñasco es ‘Quiero volver’, fue escrita en los años 50’s por Manuel Bercovich y echa famosa por el trío compuesto por José Acuña, mejor conocido como El Loco José, o José El Pescador; Manuel Palacio Madueño fue otro de los integrantes y el único que vive es al que conocemos como ‘El Cale’, el Caledonia. Años después fueron el inolvidable Jorge Ren, Beto Pineda y Santos Mendívil. Hay otra compuesta por Juan Arvizu de Sonoyta, finado, y la del talentoso compositor y gran cantante Oscar Vanegas de Caborca, compuesta también a finales de los años 50’s.”

“Y está la hermosa composición musical y letra por Rafael Lara y la mía, ‘Aquellos Años’ (2002), que muy pronto saldrá en una maravillosa versión balada con arreglos y voz de Alan Munro. De esta misma canción existe otra música compuesta por el talentoso músico y compositor Antonio Hernández Mosqueda que no se ha grabado. Hay otras por supuesto. Poemas, hay muchos, Reyna Ren dejó varios. Jorge Ren dejó otros tantos, Gastón Rochín tiene algunos, Jorge Arturo Ramos y Jorge Gutiérrez Quevedo y otros más que se me escapan”, aportó a nuestros cuestionamientos Munro Palacio.
Por último Maestro Munro, ¿alguna reflexión para los lectores del periódico DE FRENTE ante la celebración del 84 Aniversario de la Fundación del Puerto? “En cada celebración, la nostalgia me lleva a recordar a los primeros pobladores que ya no están físicamente pero siempre estarán en nuestra memoria y en las anécdotas”, finalizó melancólico nuestro entrevistado. Le pedí que me facilitara la letra de su canción escrita para este Puerto, la cual se las comparto íntegra.

“Aquellos años” (Letra: Guillermo Munro Palacio. Música: Antonio Hernández Mosqueda) “¿Quién borró mi infancia, mis recuerdos?/ ¿Dónde está el Peñasco de esos años?/ Volveré de nuevos a visitarlo, /andaré sus calles de nostalgia.
Desfile frente a la casa del Dr. Gracida. 1948.
Volveré al Peñasco de mi infancia, /viviré los juegos de esos años. /Regresar al puerto, a sus memorias, /evocar los rostros tan queridos. / ¿Quién borró la infancia de esos años?/ ¿Dónde están amigos las memorias?/ ¿Dónde están mis padres, mis abuelos?/ ¿Quién traerá sus risas, sus canciones?
Quiero andar de nuevo sus lugares, /recorrer las calles del antaño, /escuchar las voces de mi gente, /colmaré de nuevo mi memoria./ ¿Dónde están mis tíos, mis hermanos?/ Sus risas, sus voces, sus canciones,/ ¿Dónde están las calles de mi pueblo?/ Volveré al Peñasco de esos años. (Se repiten las estrofas).


Nota:
A propósito de esta entrevista, quiero comentar que es una lástima que en la pasada reunión estatal realizada en Puerto Peñasco (7 y 8 de julio en el Hotel Playa Bonita) para dictaminar los proyectos que serán apoyados por el Programa de Desarrollo Cultural Municipal de Sonora, convocatoria 2011-2012; por segunda ocasión, el proyecto del licenciado en literaturas hispánicas y cineasta, Socorro González Barajas, no se dio a conocer a los concejales (quienes ayudan a dictaminar el valor de cada aspiración) que vinieron en representación de los municipios de Sonora que participan en este programa, así como a la representante del Instituto Sonorense de Cultura (Lic. Guadalupe Osuna L.) y al delegado CONACULTA.

El proyecto de Socorro González es la realización de un documental sobre la vida y obra de Guillermo Munro Palacio, con una duración de 90 minutos, de carácter didáctico-artístico con el objetivo de aportar a la comunidad, principalmente, el valor del novelista, así como al resto de la sociedad que se interese por la literatura y el arte en general. Los responsables de este programa a nivel municipal, durante el periodo 2010-2011, donde fue negado el apoyo para el desarrollo de este proyecto por primera vez eran Patricia Gracida Valdepeña (Coordinadora) –quien sí lo aprobó-, Gilberto Castillo Félix (Tesorero) –no lo aprobó- y Azul Navarro (Secretaria Técnica) –tampoco lo aprobó-, ni siquiera lo dejaron pasar a la segunda fase.

Ahora, los responsables del programa del 2011-2012, son Roque Edel Celaya Ortega (Coordinador), Luis Gerardo Trejo Cervantes (Secretario Técnico) y Gilberto Castillo Félix (Tesorero); tampoco llegó el proyecto de González Barajas a la segunda fase, aunque no se han dado los resultados oficiales, estuve sondeando con los concejales estatales y todos argumentan desconocer el proyecto como tal. Es factible recordar que este apoyo no es pago de sueldo ni honorarios, es un beneficio que ayuda a realizar los proyectos artísticos-culturales de los ciudadanos independientes que no tienen nada que ver con las instancias gubernamentales.
Por este motivo nació este fideicomiso tripartito, con esa finalidad. Ahora esperemos los resultados que se obtuvieron de esta reunión estatal realizada en nuestro Puerto el fin de semana pasado. Acción por cierto fuera de lo común porque siempre las reuniones de este rubro se realizan en Hermosillo.

Es una pena que Socorro González Barajas no tenga ni siquiera la oportunidad de defender su importante y trascendente proyecto cinematográfico, donde quedaría un documento visual acerca de la vida y obra de Guillermo Munro Palacio de gran relevancia para el Municipio de Puerto Peñasco, principalmente, producto embajador que muestre al mundo a uno de sus hijos y único novelista reconocido en otros niveles. Me siento demasiado molesta por esta situación tan dominante y arrolladora. Lo siento mucho por el artista Socorro González Barajas, quien no ha resultado beneficiado por segunda ocasión sin argumentos sólidos. Esperemos, entonces, que otro color matice el firmamento, a lo mejor sí. Aché.
A la izquierda la primera cárcel de piedra. 1952.

Abelardo "El Quemal" Pino, recién llegado de Caborca.


Astillero, ahora Sector Naval. 1955.

Barco Victor I, frente al mercado de mariscos.

Calle Primero de Junio. 1946.

Nevería Paul. Calles Alcantar y 1ro. de Junio. 1952.

Cine Goya. 1980.

Construcción del Hotel Mitre. 1948.

Cresencio Limón y su gasolinera. 1940.

Edificio Municipal. 1958.

El Chicoli Borboa

Estación FFCC. 1942.

Gasolinera de Dolores Bonilla ahora H. Burruel. 1950.

Hotel Federal (Cortez) y Capitanía. 1940.

Hotel Marine Club. Peñasco-La Roca. 1928.

Hotel México. 1948.

Hotel Mitre. 1948.

José "El Loco" Acuña



Óscar Palacio Madueño

Pescadores de Pez Vela, barco de Andy Chersin.

Primer Cementerio. Hoy restaurante Latitud 31. 1942.

1944

Subida al Puerto. 1955.



Fotos de la colección privada de Guillermo Munro Palacio
www.guillermomunro.com 

1 comentario:

  1. No sólo lo aprobé sino que lo defendí lo más que pude,un buenísimo trabajo debía estar dentro de los proyectos realizados y además para la historia e identidad de Puerto Peñasco era importante tener a una personalidad local como la es Don Memo Munro, su obra en un documental!...en fin que aún falta mucha educación, cultura, actitud y visión, no hay justificación a estas alturas: es inaceptable. Un saludo Don Memo.

    ResponderEliminar